Seleccionar página

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Donostia ha aprobado este jueves, de forma inicial, la nueva Ordenanza reguladora del uso urbanístico de viviendas turísticas y alquiler de habitaciones de vivienda habitual para uso turístico que declara “zonas saturadas” la Parte Vieja y el puerto, por lo que no se concederán nuevas licencias más allá de las actuales o en tramitación.

En el transcurso del debate el concejal de Irabazi Loïc Alejandro destacó que en la plataforma Airbnb el número de viviendas turísticas anunciadas en Donostia ha pasado de 695 a más de 1.500 en dos años. Según indicó, el 42% de los pisos que aparecen en Euskadi en la citada plataforma están en San Sebastián.

La nueva normativa se aplicara de forma diferente en cada zona de la ciudad.

1ª ZONA Parte Vieja. La modificación de las normas particulares del Plan General permitirá reducir el porcentaje de suelo que se puede dedicar a actividades económicas, que hoy es de un 40%.

2ª ZONA Centro-Gros. La nueva ordenanza, que incluye en este ámbito el paseo de Francia, endurecerá los requisitos para obtener la licencia de actividad.

3ª ZONA Resto de la ciudad. En los barrios, que también se regularán por ordenanza, la realidad del fenómeno es diferente -solo un 25% del total- y se favorecerá un crecimiento «equilibrado».

Con la intención de controlar la implementación de la nueva normativa, el Consistorio ha aprobado la contratación de personal destinado a integrar un equipo técnico integrado por cinco policías municipales y cinco técnicos del equipo de Urbanismo.

En caso de que esta no se cumpla se podrá clausurar la activida y se aplicarán sanciones de entre 5.000 y 50.000.

Datos de interés:

  • Hay 1500 apartamentos disponibles en Airbnb frente a 889 registrados por el Gobierno vasco.
  • La normativa prevé multas de hasta 50.000 euros para los casos más graves.
  • El 75% de los apartamentos turísticos de la ciudad se concentran en la Parte Vieja, el Centro y Gros.