Seleccionar página
El artista estadounidense Mark Jenkins ha elegido Donosti como nuevo escenario artístico para exponer sus últimas obras. Este artista urbano es famoso por construir y colocar modelos hiperrealistas hechas con celo en lugares y situaciones poco usuales. Sus obras no dejan indiferente a nadie y han provocado en más de una ocasión la intervención policial, de bomberos, etc.

 

“En Suecia enviaron un equipo de salvamento y a un buceador para rescatar una de mis figuras que flotaba como un cadáver en el agua. En otra ocasión llegó un camión de bomberos a rescatar una niña que estaba sentada al borde de un tejado. La reacción de las autoridades otorga a la instalación de las figuras un grado superior de realidad y permite al arte crear su propio organismo como las instalaciones de Goldworthy.”.

 

Sus inquietantes modelos han sido expuestos en las ciudades más importantes del mundo y siempre ha causado gran revuelo a su paso. Su principal objetivo es que las personas levanten la vista de sus teléfonos móviles durante un instante para cerciorarse y comprometerse con el mundo que les rodea.